[lwptoc skipHeadingLevel=”h3,h4,h5,h6″]

Una caja fuerte representa un elemento de seguridad ideal en el que se pueden guardar documentos, dinero y objetos de valor, además nos pueden ayudar con los seguros al tomar responsabilidad de nuestras pertenencias.

Lo mejor de todo es que pueden instalarse casi en cualquier lugar encontrando en el mercado en diversos diseños y modelos idóneos para cada recinto.

mejores cajas fuertes

Modalidad Caja de Seguridad:

Hoy en día, en el mercado se encuentran diversos tipos de cajas fuertes entre los que el usuario puede elegir la que más le conviene en función del uso que le proporcionará y el espacio disponible. Entre ellas, las que más destacan son:

Cajas fuertes para hoteles

Son cajas muy sencillas, las cuales están diseñadas especialmente para poder cambiar su clave con frecuencia. Se instalan en las habitaciones de los hoteles, a fin de garantizar a los huéspedes la seguridad y conservación de sus objetos de valor.

Mejores Cajas Fuertes Pequeñas

Se refiere a las cajas sencillas cuyo diseño es bastante elegante y permite al usuario ubicarlas en mesas o armarios, sin necesidad de empotrarlas dentro de un mueble o pared.

Cajas fuertes decorativas

Son las cajas fuertes que vienen con un diseño ideal para un estilo de decoración de interiores específico, por lo que se integra muy bien con el mobiliario de la vivienda u oficina, pasando desapercibida con facilidad. Son de instalación sencilla y bastante segura, según el modelo que se elige.

Cajas fuertes empotrables

Estos son los tipos de caja fuerte más seguros que existen, en vista de que no pueden robarse con facilidad, pues se colocan dentro de una pared, a la que se le abre el espacio necesario según el tamaño de la caja.

Algunas de ellas pueden taparse con facilidad colgando un cuadro o colocando cualquier objeto decorativo de pared sobre ellas. Además, exigen una clave específica para abrirse, por lo que su grado de seguridad es bastante elevado.

Caja fuerte camuflada

Son las cajas fuertes que se colocan en una habitación u oficina de forma tal que nadie se percate que existen. El diseño de ellas es muy variado, por lo que puede elegirse aquel que vaya más acorde con la decoración del lugar.

Cajas fuertes ignífugas

Se refiere a las cajas fuertes que tienen la capacidad de soportar altas temperaturas; es decir, aquellas que sobreviven a un posible incendio o explosión, en vista de que su nivel de conducción es mínimo.

También son conocidas como cajas de caudales y suelen ser muy efectivas para proteger los objetos de hurtos o robos, así como  de inundaciones, fuego, terremotos, entre otros.

Materiales de las cajas fuertes

Las cajas fuertes están diseñadas especialmente para tolerar golpes y otras condiciones extremas como agua y fuego. Además, poseen un mecanismo de seguridad en su cerradura que evita el fácil acceso de cualquier persona.

Para ello, durante su fabricación se utiliza una gran variedad de materiales, tales como:

Chapa de acero

Es el material que se emplea como base en la fabricación de las cajas en su exterior, su interior y las bisagras, pues concentra todo su mecanismo de seguridad.

Hormigón

Se utiliza en la elaboración de las paredes internas y externas de la caja. Por lo general se emplea como una fusión de cemento, agua, cal y arena.

Aleaciones de acero al manganeso

Es un refuerzo ideal para las cajas fuertes porque es un material altamente resistente, por lo que se usa en los sistemas de cierre.

Fibra de vidrio

Se refiere a una fibra que se emplea como complemento del hormigón en las paredes de las cajas, pues resulta idóneo para fortalecerlas y así evitar que se presenten fracturas.

Fibras metálicas

Son otras fibras que también se incrustan en el hormigón, con el objetivo de agregarle un metal que le proporcione una gran resistencia ante posibles ataques.

Básicamente, estos son los materiales con los que se elaboran las cajas fuertes, los cuales les proporcionan la seguridad que requieren. Sin embargo, todos los modelos suelen ser distintos, donde los más económicos son menos seguros.

Por tanto, cuando se toma la decisión de adquirir uno de estos elementos es necesario hacer una inversión adecuada, en pro de contar con la mejor calidad para garantizar el bienestar de los objetos que se guardan en su interior.

Componentes de una caja fuerte

Una caja fuerte está compuesta por varios elementos que le proporcionan la seguridad que requiere:

Cuerpo de seguridad

Es la superficie del exterior. Por lo general está elaborado en acero bastante grueso y resistente, aunque también existen modelos con otro tipo de metal fuerte. Es la parte de la caja que le proporciona protección a lo que contiene en su interior.

El cuerpo es lo que les aporta el peso a estos objetos, lo que los hace más difícil de levantar y trasladar de un sitio a otro. La mayoría de ellos son resistentes al fuego, las balas, el agua, incluso aparatos explosivos. Incluso algunos pueden tolerar hasta cuatro horas expuestos a dos mil grados Fahrenheit, que equivalen a 1.093,33 grados centígrados.

3 Mejores Cajas Fuertes Pequeñas [Mejor seguridad]

El sistema de bloqueo

Existen muchos mecanismos de bloqueo para las cajas fuertes, por lo que todas deben contar al menos con uno de ellos.

Este sistema está compuesto por una o varias varillas metálicas que tienen por función evitar que la puerta pueda abrirse. Se activan por medio de la cerradura para que ingresen al cuerpo de seguridad.

Casi todas las cajas funcionan por medio de un tambor que gira en el sentido de las agujas del reloj para bloquearse y anti horario para hacer el respectivo desbloqueo.

Cerradura

Es el elemento a través del cual se activa o desactiva el mecanismo de bloqueo de las cajas fuertes.

Se encuentran en diversos modelos que van desde los manuales hasta los más avanzados, que son controlados a través de tecnología avanzada, como es el caso de los sistemas biométricos, las combinaciones digitales o el escaneo de retina.

La puerta

Casi todas las puertas que tienen las cajas fuertes están fabricadas con los mismos materiales del cuerpo de seguridad, por lo que su grosor es igual. Tienen bisagras internas y se abren desde un lado, desde adentro hacia afuera, aunque algunas abren desde la parte superior, tal como ocurre con los cofres de los tesoros tradicionales.

Al igual que el cuerpo, la puerta también aporta peso a la caja. Aquellas que cuentan con baja conductividad térmica le aportan una mayor protección refractaria.

Cerraduras de las cajas de seguridad

Las cerraduras que tienen las cajas fuertes funcionan por medio de un sistema, el cual puede ser alguno de los siguientes:

Cerradura de llave y combinación electrónica

Es un sistema doble en el que el desbloqueo de la puerta se hace por llave y por una combinación numérica. No es posible accionar uno sin utilizar el otro, por lo que resulta muy seguro.

Sistema de llaves

Es el mecanismo que se basa en el uso de una llave que se gira para desbloquear la puerta.

Llave con combinación mecánica

Se refiere a un sistema que exige la aplicación de una combinación mecánica y el uso de una llave para abrir la caja, lo que lo convierte en un método con alta seguridad.

Es la ruleta que está integrada por diversos discos en su interior, la cual se gira en varias oportunidades como una especie de clave que hace el respectivo desbloqueo. La seguridad de este mecanismo también es bastante alta.

Cerradura con doble llave

Es un método que exige la utilización de dos llaves, de forma simultánea, para desbloquear la puerta de la caja. Es muy seguro, pero requiere un cuidado exhaustivo de las llaves, en vista de que al perderlas se necesitará la asistencia de un cerrajero para abrir la puerta.

Combinación electrónica

Es la cerradura que se desbloquea por medio de la aplicación de una clave numérica. Funciona por medio de un teclado táctil que se instala en su parte exterior. Incluso puede configurarse para controlar la clave desde uno o varios dispositivos móviles.

Bloqueo Horario

Es el mecanismo a través del cual los usuarios pueden configurar la cerradura para que bloquee la puerta de la caja a una hora específica y por un período determinado por el usuario. Es ideal para los establecimientos comerciales en los que se almacena dinero en efectivo a ciertas horas del día.

Cerradura Biométrica

Son las cerraduras que no exigen el uso de herramientas externas para el proceso de bloqueo y desbloqueo de las puertas, en vista de que prescinden del uso de llaves o claves, pies funcionan por medio del reconocimiento fisionómico de los usuarios como las huellas dactilares o la retina.

Dimensiones

Las cajas fuertes tradicionales suelen tener como dimensiones externas: 105 cm de alto, 57 cm de ancho y 57 cm de profundidad, mientras que en su interior miden 95 cm de alto, 50 cm ancho 50 cm de profundidad.

Por supuesto, estas medidas representan una guía estándar de las dimensiones que poseen las cajas clásicas pero no es un dato constante, en vista de que este aspecto depende directamente del modelo y diseño que poseen estos objetos.

Relacionado: