¿Cómo puedo hacer el mantenimiento de mi casa prefabricada? 

Los mitos que giran en torno de las casas prefabricadas son muchos. Se dice que son construcciones frágiles, de poca calidad, que su precio es elevado y que necesitan mucho mantenimiento.

Es importante destacar que las casas construidas a través de procesos industrializados garantizan acabados y estructuras de calidad.

La alta demanda actual de estas viviendas ha diversificado el mercado, ahora encuentras tantos estilos como variedad, en materiales, acabados y técnicas para levantar estas casas, además el coste es mucho más asequible en comparación a las obras tradicionales.

En cuanto al mantenimiento, aquí te desvelamos qué tanto cuidado requiere una casa prefabricada y cómo puedes hacerlo.

Para hacer estas tareas de mantenimiento de forma segura, te recomendamos alquilar una furgoneta con cesta elevadora de la empresa Alcuve.

Se trata de una empresa que tiene a disposición este tipo de vehículos con cestas elevadoras de hasta 12 metros, para que puedas revisar el cableado y el tejado de tu casa prefabricada de forma segura.

¿Cómo debe ser el mantenimiento de una casa prefabricada de madera?

En este caso la creencia se inclina a que el mantenimiento de las casas prefabricadas de madera es muy costoso. La realidad es que la manutención de estas obras, aunque debe ser dedicada, guarda similitud con el de las casas convencionales.

El mantenimiento debe ser interno y externo para garantizar que tanto la estructura como fachada y demás elementos de la construcción, se conserven en óptimas condiciones. Es importante preservar el aislamiento natural del material, así como su impermeabilidad y además la estética de la materia prima.

A continuación, te explicamos algunas tareas básicas de mantenimiento para una casa prefabricada de madera:

Es importante aplicar una capa de barniz a la madera cada cierto tiempo. El objetivo es devolverle al material su estética natural y humedad, además protegerla de los agentes climáticos.

Las puertas y ventanas de una casa prefabricada de madera requieren de un mínimo de mantenimiento. No olvides asegurarte de reparar, nivelar y ajustar estos elementos para que funcionen bien por más tiempo, también es recomendable que tapes cualquier grieta.

Cuidado con las filtraciones de agua a través de la madera, es esencial que las identifiques y repares a tiempo, así evitas que el material se hinche de agua y la estructura pierda su forma.

En las casas prefabricadas de madera los insectos son un tema importante, pero fácil de combatir. Anteriormente, estas plagas resultaban un grave problema para estas construcciones, pero afortunadamente ya no es así.

Y es que, la materia prima utilizada para levantar casas industrializadas es rigurosamente tratada para evitar ataques de insectos. Usualmente utilizan borato, un mineral natural que cuida la madera de las termitas y otras plagas que causan debilidad en el material.

Mantenimiento de las casas prefabricadas

No está demás, cada cierto tiempo hacerle mantenimiento a una casa prefabricada. Esto significa dedicar un tiempo a revisar de forma exhaustiva cada parte de la construcción, la idea es identificar a tiempo para reparar posibles fallas y alargar la vida útil de la vivienda.

Por ejemplo, revisa puertas, ventanas y la fachada, pero también es importante inspeccionar si el techo, todo el tejado y la instalación eléctrica están en óptimas condiciones.

¿Es posible que las casas prefabricadas no necesiten mantenimiento?

Particularmente, las casas prefabricadas de hormigón no necesitan un mantenimiento especial para alargar su vida útil. El diseño de estas viviendas está pensado para garantizar eficiencia energética y durabilidad, dos puntos que establecen una importante diferencia con las obras convencionales.

Las construcciones industrializadas que tienen al hormigón como materia prima son más resistentes y sostenibles, gracias a los materiales y técnicas que emplean en el proceso.

Cada panel de hormigón se somete a un riguroso control de calidad, previo a la construcción. Hay que destacar que el proceso de construcción en este caso, se realiza en seco, a través de procesos contrarios a los usados en obras convencionales.

Así se garantiza que los paneles de hormigón tengan un menor desgaste. Por otro lado, el montaje de las piezas de hormigón es mucho más sencillo y rápido por lo que no permanecen expuestos por mucho tiempo al exterior y a los cambios climáticos.

La realidad es que la vida útil de las casas prefabricadas puede ser incluso superior a la de las construcciones tradicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.