¿Qué seguridad puede aportarme un sistema domótico?

La domótica son las técnicas y herramientas orientadas a automatizar ciertos procesos en una vivienda por medio de la tecnología, desde la gestión de electricidad, hasta vigilancia continua.

En otras palabras, la domótica en el hogar la convierte en una casa inteligente por medio de un sistema integrado que lleva a cabo acciones sencillas por ti, por ejemplo, apagar y encender las luces o regular la intensidad de las mismas.

Los sistemas actuales de domótica son capaces de recoger información proveniente de sensores ubicados en sitios estratégicos, de esta manera se pueden procesar y emitir órdenes a los dispositivos del hogar y por este mismo motivo resulta muy útil para mantener la seguridad contra robos y accidentes.

La seguridad en el sistema domótico

El sistema automático de la domótica tiene grandes beneficios, ya sea mediante el uso de alarmas tradicionales o por medio de un sistema mucho más completo y amplio.

Dependiendo de las herramientas que se utilicen, los sistemas en un hogar inteligente pueden vigilar personas, animales y bienes, por lo que puedes dejar a tus hijos en casa y cuidarlos a la distancia.

Por otro lado, están los controles de intrusión, que son dispositivos con sensores de movimiento de alta tecnología que reconocen la presencia de una persona en un recinto no permitido y emiten una alarma de aviso.

Otra de las funciones de la domótica son las fachadas dinámicas, es decir, se encienden y apagan las luces, abren y cierran persianas de manera sincrónica, con el fin de simular que la casa está ocupada y evitar que se acerquen desconocidos.

Finalmente, los sensores te indicarán si se inicia un incendio, hay una fuga de gas, fallo en el suministro eléctrico, inundaciones e incluso te permite controlar las persianas, ventanas, puertas, toldos, calefacción, iluminación y ventilación desde tu teléfono.

¿Cómo funciona?

En una red de domótica los distintos dispositivos que la conforman utilizan la red wi-fi para enviar y recibir información, además de emplearla para conectarse con el usuario.

Por lo general, las terminales de esta red son electrodomésticos, los dispositivos para la iluminación tales como bombillas y fluorescentes, equipos de climatización, persianas inteligentes y otros aparatos acondicionados para la tecnología.

En algunas partes de tu casa también se instalan sensores, que son los encargados de detectar la presencia de otra persona, cambios de temperatura, modificaciones en la luz e interrupciones en la atmósfera.

Todos los dispositivos involucrados envían y reciben señales a través de una red de comunicación central, qué es manejada por el usuario y el mismo Configura las acciones que se llevarán a cabo de manera automática.

Esta información viaja a través de códigos qué forman los protocolos de comunicación y son traducidos por los distintos dispositivos, incluyendo tu teléfono inteligente

¿Cómo instalar un sistema de seguridad domótica en casa?

Aunque suene bastante complejo, la instalación de un sistema de seguridad domótica es muy sencilla debido a la conectividad inalámbrica y el uso de internet.

En la mayoría de casos no es necesario el uso de cableado, esto reduce notablemente el tiempo de instalación y los costos.

Una vez que se han instalado todos los dispositivos dentro del hogar, entonces se procede a instalar la aplicación en el teléfono inteligente del usuario, quien será el encargado de configurar los procesos automáticos y desde tenerlos en el momento que crea conveniente.

Desde el dispositivo móvil también se puede ejecutar algunas órdenes por ejemplo, el encendido de la calefacción antes de llegar a casa o que las luces se apaguen a determinada hora.

Las aplicaciones para los sistemas de domótica son muy intuitivas, pero al mismo tiempo ofrecen una gran privacidad y seguridad al usuario, de manera que solamente él pueda decidir lo que ocurre en su hogar inteligente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.