Paneles solares para alimentar una nevera de 12 voltios

En la actualidad, el precio de la luz se encuentra en aumento y se necesitan implementar estrategias que ayuden a la reducción de esos costes. Una forma de hacerlo es alimentando un refrigerador con placas solares.

Las neveras se encargan de mantener los alimentos seguros y frescos y necesitan mucha energía para funcionar. Pero, ¿Qué pasa si quieres alimentarla con placas fotovoltaicas? ¿Cuántas necesitarías?

Antes de responder a esta pregunta, queremos que conozcas ciertas cosas sobre este tipo de frigoríficos que debes conocer.

Lo primero que tienes que saber es, ¿Qué es una nevera solar? Son equipos diseñados para poder operar con una alimentación de tensión nominal que oscila entre los 12/23 Voltios. Con el objetivo de tener mayor eficiencia energética, aprovechan la energía solar y la termodinámica para que la evaporación cree el hielo.

¿Cómo funciona un refrigerador con energía solar?

Este tipo de frigorífico tiene instalado un colector térmico que está compuesto por un material absorbente. Este se empapa con agua destilada que, luego se evapora debido al calor. La vaporización que produce se almacena en el condensador que tiene el electrodoméstico. Instantáneamente suben la presión y la temperatura.

El vapor de agua llega a un tanque y, por la noche la temperatura baja, convirtiéndose el agua en gas. Y, de allí proviene el frio del frigorífico. Es un electrodoméstico tan común que podemos comprar nevera de 12 voltios en Canarias y en todas partes así como televisores de 12 voltios si queremos.

¿Cuánto consume una nevera de 12 voltios?

El consumo de kWh de este tipo de electrodoméstico va depender de la clase energética:

  • A+++: 175 kWh
  • A++: 284 kWh
  • A+: 322 kWh
  • A: 374 kWh
  • B: 507 kWh
  • C: 646 kWh

Si nos referimos al coste en euros, multiplica el dato de la clase energética por el precio de kWh actual. Por ejemplo si el coste del kWh está en 0,13 euros y la clase energética es la A+++: 175. Serian 22,75 euros al año, lo que sería 0,062 euros al día. 

¿Cuántas placas solares necesitamos?

Depende de muchos factores. Dos hogares iguales pueden usar la electricidad de manera diferente, debido a los hábitos de los residentes. Si pasas todo el día fuera de casa y no regresas hasta la noche, requieres de menos potencia del que pasa el día en ella. También, dependerá de la cantidad de comida que almacenes en tu refrigerador, el tiempo que permanece abierta o su antigüedad.

Toma en cuenta el sitio donde vives por la cantidad de sol que se emite. Algunos módulos pueden generar mucho o menos energía dependiendo de la zona. Todo esto influye de una forma significativa. Una placa eficiente produce 30 kWh al mes aproximadamente. Un refrigerador promedio usa 57 kWh y el congelador 58 kWh, lo que sería entre los dos de 115 kWh. Dividiendo eso por los 30 kWh del mes del panel, obtendrías 3,8 paneles solares.

¿En cuánto tiempo amortizo la inversión?

Un refrigerador solar de 12 voltios puede llegar a tener un costo de 600 a 800 euros. Dependiendo de tu sueldo. Puedes pagar la inversión de ella en 24 meses aproximadamente.

Un consejo

El ahorro entre las clases energéticas cada vez es más notable. Así que, si quieres ahorrar en el consumo de tu electrodoméstico, dale un uso que no impacte en la factura anual. Para ello te aconsejamos no mantener la puerta abierta durante mucho tiempo, ábrela solo lo necesario, introduce alimentos a temperatura ambiente y nunca calientes. Mantén el equipo limpio, a una temperatura de 5°C y el congelador a – 18°C y ubícalo en un lugar que no esté expuesto al calor.

La tecnología avanza cada día y con ella, el coste en los recibos de luz. Por ello es necesario implementar métodos que ayuden a reducir esos costos. Y, la implementación de una nevera solar en tu hogar es una buena forma de comenzar. Tendrás autoconsumo y generarás poco impacto en el ambiente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.