Casas Canadienses. Una Construcción de Futuro.

La compra de una vivienda  puede llegar a ser un proceso realmente agotador y estresante:  estás invirtiendo en ello los ahorros de tu vida en el mejor de los casos, o puede ser que vayas a estar pagando una hipoteca durante muchos, muchos años.
Por eso, debes pensar más que en la compra de una vivienda, en la adquisición de un verdadero hogar. Cierra los ojos, por unos instantes, e imagina.

¿Quieres pasarte el resto de tu vida rodeado de bloques de cemento donde hasta puedes tocar las palmas de tu vecino si estiras tus brazos cuando asomas al balcón?

¿Deseas respirar en el interior de tu hogar un aire más limpio, que casi te haga sentir como si estuvieras en un bosque?

¿Anhelas que tu casa sea tan sostenible como los valores que no te cansas de pregonar a los cuatro vientos?

Las casas canadienses son como “de película”, ¿a que sí?.

Entonces, lo más probable es que tus expectativas se acerquen al diseño y construcción que plantean las casas canadienses. Bien, ya vas bien encaminada pero ahora vienen las dudas:
¿Son casas verdaderamente sostenibles, porque que se construyen con madera, y si esa madera proviene de la tala de árboles…?

Las casas canadienses prefabricadas de madera,  ¿no son más vulnerables a los incendios que otras de por ejemplo hormigón?

No te preocupas, estamos aquí para ayudarte a solucionar todas estas dudas.

¿Construir una casa canadiense es realmente más económico o es un lujo pensado para unos pocos?

No vamos a mentirte. Las casas canadienses no son para todo el mundo pero tampoco tienen que ser porque sí casas de lujo imposibles de adquirir por la mayoría de los mortales. Son un tipo de vivienda diferente, para gente que no quiere seguir “la moda del adosado” y; más que una vivienda al uso, buscan un lugar diferente al que poder llamar hogar.

Porche, un pequeño jardín, una tumbona….¿qué más necesitas?.

Casa construida por la empresa Canexel 

Pero, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de las casas canadienses prefabricadas?

Empezamos por las ventajas, que son muchas.

Otros han leído...
La Torre Eiffel. El Edificio Prefabricado Más Famoso del Mundo

1. La madera: aislante excepcional y ahorrador de energía.

A diferencia de otros materiales que cuando se ven sometidos a las inclemencias del tiempo se expanden y contraen, pudiendo provocar grietas en la estructura, la madera reacciona de manera casi opuesta a esto. Cuando se calientan los paneles prefabricados de madera, se produce una evaporación del agua contenida en su interior, contribuye a que se vuelva más dura y resistente.

Esto significa menos “’fuga” de energía de una casa. Si deseas que el calor o el fresco permanezcan en tu hogar y gastar menos dinero en calefacción o refrigeración, la madera así tratada es una tremenda alternativa al ladrillo, el hormigón o la piedra. En comparación con otros materiales de construcción, la madera, económicamente es uno de los mejores en materia de aislamiento y ahorro de energía.

Por lo tanto, utilizar madera para la construcción junto a la utilización de elementos de ahorro como radiadores inteligentes, ventanas de doble cristal, etc.. de una casa ahorra futuros gastos en la calefacción de hasta un 50%. Además, implementar estos marcos de madera dentro de las estructuras es realmente económico.

2. Rápida construcción: ahorro de dinero.

En comparación con las construcciones típicas y tradicionales, este tipo de casas prefabricadas ahorran mucho tiempo (cuestión de semanas frente a meses), y eso conlleva ahorros en la mano de obra.

Como ya sabemos, esta es una característica básica y una de las ventajas más importantes de las prefabricadas frente a las construcciones de obra tradicional: cualquier casa prefabricada por su propia naturaleza se construye en mucho menos tiempo que una tradicional. Esto es especialmente aplicable en condiciones climáticas adversas, como lluvia intensa o nieve, donde la construcción prefabricada puede continuar sin muchos obstáculos.

¿Te preocupan los tiempos de construcción? Aleja los nubarrones, porque como ya hemos dicho a construcción de una casa canadiense de madera (desde los 100 hasta los 250 metros cuadrados), se puede llegar a concluir entre tres y cuatro meses, máximo seis. Dependerá del fabricante y su disponibilidad, pero una vez contratado un proyecto “llave en mano” el proceso es mucho más rápido de lo que podemos pensar en un principio.

Otros han leído...
Bush House: Una casa con marcos de acero y...rampa de Skateboard!

3. Las casas canadienses son respetuosas con el medio ambiente.

Las casas hechas con madera son sostenibles, renovables y respetuosas con el medio ambiente. ¿Sabías que las estructuras de madera absorben y almacenan CO2 atmosférico y que la madera, incluso teniendo en cuenta el transporte, es carbono neutral, de hecho, es el único material de construcción carbono neutral?
Se ahorran 0,8 toneladas de emisiones de carbono por cada metro cúbico de madera que se utiliza en la construcción, por lo tanto, si una casa utiliza 20 metros cúbicos de madera, eso supone un ahorro de 16 toneladas en carbono.

Así, podemos decir que el uso de madera en la construcción de una casa, (siempre que la utilizada provenga de la reforestación de bosques) realmente tiene un impacto positivo ecológicamente hablando.

4. Las casas de entramado ligero de madera son resistentes y duraderas.

Una de las muchas razones por las que la madera todavía se usa hoy en día, a pesar de los grandes avances en la arquitectura y la ingeniería, es su durabilidad.

Gracias a sus propiedades elásticas puede doblarse ligeramente (una propiedad de la que carecen por ejemplo los ladrillos). Por lo tanto, si los cimientos se mueven ligeramente, la casa de madera puede flexionar y moverse con el cambio en lugar de romperse de forma más fácil que otras construcciones “más rígidas”.

5. La construcción de una casa canadiense te asegura bienestar físico y mental.

La madera no emite ninguna carga electrostática, esto quiere decir, que si una habitación tiene un acabado de madera sin revestimiento, ayudará a regular la humedad, lo que es una gran ventaja para personas con problemas respiratorios y de alergias.

No solo regula la humedad. Piensa por unos momentos, ¿qué sentimientos te produce cuando observas un objeto tallado en madera? ¿Y si deslizas tus dedos por él?
Es un hecho. El aspecto simple de la madera nos traslada calidez, serenidad y sensación de cobijo.

Otros han leído...
Casa Plús Hús. Pequeño Diseño Islandés Absolutamente Personalizable.

Desventajas de las casas canadienses (pocas, pero alguna tienen).

1. La madera utilizada debe provenir de explotaciones comprometidas con la forestación.
Sin embargo, esto no debería ser una gran preocupación siempre que elijamos constructores de confianza. Estos cumplirán con todas las normativas y regularizaciones.

2. La madera necesita mantenimiento, pero ¿más que la de cualquier casa construida con ladrillos u hormigón?
Como ocurre con la mayoría de las cosas durante un período de tiempo, si la madera no se trata adecuadamente, puede sufrir un desgaste. Pero esto solo ocurrirá si las estructuras de madera no se han tratado o construido adecuadamente. Un mínimo mantenimiento regular nos asegurará el estar a salvo de cualquier preocupación.

Como hemos podido comprobar, convertirse en el propietario de una casa canadiense es más sencillo de lo que puede parecer en un principio y puede cambiar por completo tu vida.

Aunque el camino puede parecer más largo en un principio al tener que encontrar el terreno ideal y elegir el mejor fabricante de casas prefabricadas disponible en tu zona el proceso luego es mucho más rápido que en una vivienda tradicional.

Piensa por un instante en el camino que recorres para comprar un típico piso de dos habitaciones en cualquiera de las ciudades más pobladas de España. Entrevistas con infinidad de agentes inmobiliarios, decenas de visitas a pisos que en la mayoría de los casos, necesitan una reforma integral y luchar contra los vicios ocultos de las propiedades que te interesan, solo por mencionar algunos.

Ahora, cierra nuevamente los ojos. Imagina tu casa canadiense, y piensa que lejos estás de las personas condenadas a vivir en bloques de hormigón y ladrillo. ¡Cuánto has ganado en el camino!
Y contigo, nuestro planeta, nuestra gran morada final. ¿Qué más se le puede pedir a una hogar?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *